Categorías
Curiosidades

Qué es y qué hace un productor o productor ejecutivo, el máximo responsable de una película

Las funciones de los productores son muchas más de las que pensamos. Son los responsables de las películas y, más allá del director, guionista y actores, desempeñan un rol crucial para llevar a buen puerto cualquier producción.

En la industria del cine, la figura del productor es muy nombrada y, en general, se tiene la idea de que es la persona que aporta el capital para llevar a cabo la película, pero lo cierto es que las responsabilidades del productor van bastante más allá. ¿Sabes exactamente cuáles son sus funciones?

El máximo responsable de cualquier película o "producción"

La palabra "productor" viene, como está claro, de "producir". Así que, en pocas palabras, el productor es el responsable de supervisar que la película se produzca. El productor de cine es el representante legal de la película y es el responsable de todos los aspectos técnicos y de organización, de la logística y de las operaciones comerciales presentes y necesarias en el proceso de creación de la película. Es decir, todas las labores complementarias al proceso creativo del director, que se concentra en la historia y el contenido en sí.

A grandes rasgos, un productor se ocupa, primero, de las fases de preproducción de una película contratando al personal, incluso al director, y otros miembros clave del equipo. En esta fase inicial, si aún no hay un guión establecido, contrata a un guionista y supervisa el desarrollo del guión. Posteriormente, supervisa también el buen desarrollo de todo el rodaje e incluso la postproducción de la película. Además, se ocupa de la financiación del proyecto, de conseguir inversores y de que la película este dentro del presupuesto y se entregue a tiempo. En las fases últimas, se ocupa del marketing y de contactar con las distribuidoras para la difusión de la película una vez completada.

Cuál es la diferencia entre el productor y el productor ejecutivo

Estas que acabamos de ver son todas las responsabilidades que puede llevar a cabo un productor, pero, a veces, no todas las lleva a cabo un mismo profesional. Mientras hay productores que participan en todo el proceso de realización, implicándose incluso en las decisiones creativas y estando presente en los platós, los hay que solo se ocupan del aspecto financiero y de las cuestiones legales.

Estas dos formas distintas de proceder del productor pueden recibir nombres distintos. Cuando se habla de la persona que produce la película principalmente ocupándose de aportar el capital propio o buscando inversores para ello, nos referimos al "productor ejecutivo". En cambio, cuando se habla del profesional que se ocupa de supervisar toda la producción, nos referimos a un "productor". En conjunto, los productores son los que hacen posible la película en todos sus aspectos, los que dan la cara por ella en los diferentes ámbitos y garantizan su calidad y también su éxito.

Los beneficios de ser tu propio productor

Recientemente, muchos actores que ya han adquirido prestigio y reconocimiento hacen de productores, o co-productores, de las películas en las que aparecen. ¿Por qué?

El rol del productor se superpone, en muchos aspectos, con el del director. Especialmente en su poder de decisión en el casting de los actores y también en la elección de todo el equipo artístico, como el director de fotografía, los de efectos especiales, el compositor, etc. que participan en la creación de la película. Todo ello tiene gran importancia y determina en gran medida la calidad, estética y contenido del producto final.

Dwayne Johnson produjo la película "Alerta Roja", que también protagonizó.

Así, son varios los actores que, de serles posible, quieren un rol más activo en la creación de la película. Un rol en el que puedan tener más voz de cara al resultado final, tanto en calidad como en enfoque, argumento y otras variables que marcan la diferencia entre una película modesta o un gran éxito, de la que los actores reciben parte de sus ingresos.

Rodaje de "Hail, Caesar!" de Universal Pictures.

Crear una película hoy en día es una auténtica odisea. Se trata de una aventura con cientos de millones de euros invertidos en la que hay que tomar las mejores decisiones. Todas las partes del film han de encajar, desde un buen elenco hasta una buena iluminación o una trama acorde a las expectativas. Sin olvidar el marketing necesario para dar a conocer la obra. El productor, o un equipo de ellos, se ocupa de que todo vaya según lo previsto desde antes del principio hasta el The End.

En Al Cine con Amor | Quién es Óscar. Por qué los premios de la Academia se llaman así