Categorías
Críticas

Populaire, crítica: elegancia, color y máquinas de escribir. Una historia sobre el éxito nos trae de vuelta a los maravillosos 60

Una ligera y adorable película sobre el amor, el éxito y el amor al éxito al estilo clásico.

Esta película francesa parece una oda a las películas clásicas pero con un toque de modernidad. En su primera obra como director, Régis Roinsard nos trae una sencilla historia de lo más 'chic' que habla del amor y el éxito.

La historia se sitúa en la Francia de los años 60. La joven Rose Pamphyle (Déborah François) deja su hogar natal y un porvenir de una vida sencilla y monótona como ama de casa para probar suerte como secretaria en una ciudad de la baja Normandía. Torpe en todo menos en su deslumbrante velocidad al mecanografiar, consigue por los pelos un puesto de trabajo en una agencia de seguros. Su nuevo jefe la lleva a brillar mucho más allá de lo esperado.

Aún siendo una película reciente, rodada en 2012, su ambientación en hace más de medio siglo atrás nos trae no solo los decorados, los originales y vistosos vestidos de las mujeres y los buenos modales y maneras de entonces. El estilo clásico se aprecia también en su elaboración: el argumento es sencillo, lineal y predecible, el curso de los acontecimientos es tranquilo y reposado y la fotografía capta la estética visual de la época. Nada más empezar, el juego de los coloridos créditos iniciales y la música que los acompaña ya dejan claro a los espectadores veteranos que la intención del film es revivir los valores y elegancia de los clásicos.

Rose, con su delicadeza, pero a la vez fortaleza y resistencia, y Louis, con su exigencia y determinación, pero a la vez dulzura, llevan a la pantalla con sutileza y gracia unos personajes que tiempo atrás fácilmente podríamos haber visto encarnados por Audrey Hepburn y Cary Grant. Una semejanza en el forma y en la caracterización más que visible al ojo analítico.

Y es que aún hay más. En la película no hay trucos. Sería comprensible pensar que las escenas en que con todo lujo de detalle se ve la increíble velocidad a la que Rose escribe a máquina es un arreglo a cámara rápida. Pero no. El entreno por el que la actriz pasa 'en' la película no está muy lejos que el que hizo 'para' la película. Parece que estuvo medio año entrenando 3 horas diarias su mecanografía y que la velocidad que vemos que alcanza escribiendo a máquina es completamente real.

Con todo, una comedia romántica ligera, colorida y alegre. Que además de una historia de amor común, nos cuenta una historia de amor al éxito y a la dedicación que este conlleva. Con el cariño que transmiten todos los personajes más allá del guión y sus divertidos toques originales, pintura de uñas incluida, Populaire consigue cautivar.

Populaire está disponible, bajo suscripción, en Amazon Prime Video y Filmin.