Categorías
Críticas

Diario de una niñera, crítica: observando dónde puede llegar el comportamiento humano

Un estudio antropológico del comportamiento de algunas familias acomodadas de Nueva York.

Esta película de 2007, dirigida por la pareja cineasta Robert Pulcini y Shari Springer Berman, transmite el claro mensaje de que "no es oro todo lo que reluce" a través de esta transparente radiografía de la vida de una adinerada familia de Nueva York.

Diario de una niñera, o The Nanny Diaries, nos cuenta las historia de Annie Braddock (Scarlett Johansson), una recién graduada con honores que duda de que el mundo de los ejecutivos de Nueva York sea lo suyo, por lo que decide "darse un tiempo" para poder aclarar sus ideas mientras trabaja como niñera de una acomodada familia del Upper East Side, donde tendrá que adaptarse a unas normas y a un entorno completamente desconocidos.

Tratando a los personajes como especímenes de un estudio antropológico, la presentación de la historia se da de forma curiosa e inusual, dotando de un enfoque único y poco visto una línea de guión sencilla que nos sorprende con sus altos y bajos y su admirable giro final, y que se apoya en la magnífica actuación de Scarlett Johansson como Annie, que en este film trabajó por primera vez con su luego compañero de la saga Marvel, Chris Evans, y de Laura Linney como la Sra. X.

El film en sí nos revela el estilo de vida que pueden llegar a crear ciertas familias adineradas, del barrio más lujoso de Manhattan o de cualquier otra parte del mundo: ostentoso por fuera, pero desdichado por dentro, con matrimonios rotos y niños que parecen malcriados, pero que solo quieren conseguir el afecto de sus padres. Justamente la clase de familia para la que Annie ha ido a trabajar como niñera de la "Clase C", aquellas que "ofrecen durante 24h tiempo 'para mí' a las mujeres que ni trabajan ni cuidan de sus hijos".

Y suerte que en el mundo hay personas como Annie, quien establece una relación y un vínculo enternecedor con el niño y consigue abrir los ojos de su madre para que vea lo que realmente importa y lo que trae la verdadera felicidad. Con inconfundibles guiños a la mayor de todas las niñeras, Mary Poppins, el propio papel de la protagonista también recuerda al de este icónico personaje: sin siquiera saberlo o quererlo, al salirse de los patrones de las niñeras corrientes, el paso de Annie por esta afligida y alterada casa impacta definitiva y positivamente en la reconciliación, unión y harmonía de sus miembros. Como ella misma dice, “yo no elegí el trabajo, el trabajo me eligió a mí”.

Diario de una niñera está actualmente disponible para alquiler o compra en Google Play, Apple TV, Rakuten TV o Filmin y, bajo suscripción, en Amazon Prime Video o Movistar Plus.