Categorías
Críticas

3 películas más del Studio Ghibli para ver este fin de semana: Nicky, la aprendiz de Bruja, Ponyo en el acantilado y La colina de las amapolas

Tres excelentes películas de Hayao Miyazaki ideales para un buen fin de semana.

Imaginación, magia y fantasía. Las películas de animación del Studio Ghibli de Japón destacan por su ritmo, su exquisita estética, su atrayente música y su retrato de universos maravillosos. Aunque de entrada pudieran parecer películas para niños, cualquier adulto disfrutará de estas historias.

A continuación os presentamos otras 3 grandes películas de Hayao Miyazaki del Studio Ghibli.

Nicky, la aprendiz de Bruja o Kiki's Delivery Service (1989)

Nicky es una joven y vivaz bruja de 13 años. La tradición dice que todas las brujas a esa edad deben irse de casa durante un año para un periodo de entrenamiento. Junto a su sabio amigo Jiji, un gato negro, emprenderá este viaje de crecimiento que la llevará a instalarse en su ciudad soñada junto al mar. Allí, con la ayuda de sus nuevos amigos, aportará sus habilidades de vuelo como bruja para ser útil a los habitantes de la ciudad.

Nicky, la aprendiz de Bruja está actualmente disponible para alquiler o compra en Apple TV y, bajo suscripción, en Netflix.

Ponyo en el acantilado o Ponyo on the Cliff by the Sea (2008)

El cariño y la amistad de Sosuke, un niño de 5 años, harán que una princesita pez ansíe convertirse en humana. Este hecho y el uso descontrolado de su magia desatarán un caos natural entre los dos mundos que todos juntos deberán restaurar y harán que Ponyo deba decidirse sobre a qué mundo pertenecer. Un despliegue de colores y luces deslumbrantes en esta adorable y refrescante película que lleva el nombre de su mayor protagonista, Ponyo.

Ponyo está actualmente disponible, bajo suscripción, en Netflix.

La colina de las amapolas o From Up on Poppy Hill (2011)

La colina de las amapolas nos traslada al Japón de la posguerra de 1963, justo un año antes de la celebración de los primeros Juegos Olímpicos de Tokio. Umi Matsuzaki y Shun Kazama son dos estudiantes de instituto que verán sus caminos cruzados gracias a su mútua intención de evitar que el Quartier Latin, un antiguo edificio que alberga las diferentes asociaciones de estudiantes, sea demolido. Gracias a ello surgirá entre los dos un bonita relación y amistad que les llevará a descubrir el pasado que les une y el futuro que les espera.

Con un guión simple pero tratado con profundidad, esta película, que nos cuenta una simple historia de amistad en un pintoresco pueblo pescador de Japón, incluso sin tener magia ni poderes sobrenaturales, te envuelve por su calidez, estética y vibrante música.

La colina de las amapolas está actualmente disponible para alquiler o compra en Apple TV y, bajo suscripción, en Netflix.